Somos unos fans declarados de los mercados. Viaje que hacemos, mercado que visitamos. Una de las búsquedas que hacemos en Google o en la guía que corresponda durante la planificación de un viaje es si en la ciudad o pueblo donde vamos hay algún mercado digno de visitar.

De hecho, esta no es la primera vez en que en este blog se habla de mercados, ya os explicamos nuestro paso por el Mercato Ballarò de Palermo y por el de la Pescheria de Catania.

En París, como no podía ser de otra forma, aunque no sea lo más habitual entre sus visitantes, no nos pudimos resistir y fuimos a perdernos por el mercado de la Bastilla, Marché Bastille en francés.

mercado de la Bastilla en París

Seguramente lo que más nos gusta de estos lugares es el ambiente. Además de descubrir productos típicos o poco conocidos por nosotros, lo que más nos atrae es la posibilidad que ofrecen de poder camuflarse durante un rato entre los ciudadanos que van a hacer su compra del día. Aunque con la cámara colgada del cuello poco me camuflo…

El Marché Bastille es un mercado al aire libre ubicado en el Boulevard Richard Lenoir, entre las paradas de metro de Bastille y Richard Lenoir, por eso bajarse a cualquiera de estas dos paradas de metro es perfecto para recorrerlo de pies a cabeza.

Hay que tener en cuenta que sólo lo paran los jueves (de 07.00 a 14.30 horas) y los domingos (de 07.00 a 15.00 horas).

Las paradas de fruta y verduras se mezclan con las de pescado y marisco fresco, donde ofrecen ostras para degustar allí mismo, con las de comida preparada de todo el mundo. Hay puestos de comida italiana, libanesa, india… y también numerosos puestos de pan y bollería. Es increíble la cantidad de tipos de pan que pueden llegar a vender los franceses más allá de la clásica baguette.

Si no sois de cafeterías o restaurantes este mercado es una muy buena alternativa para un desayuno o una comida al aire libre. Os aseguro que el aroma de croissant y de crepe era embriagador… Nosotros optamos por ir a primera hora de la mañana y desayunados, de otra manera quizás nos hubiéramos empachado entre tanta delicia. Todavía salivo cuando recuerdo las paradas de quesos y las montañas de croissants…

mercado de la Bastilla en París

También me robaron el corazón todas las paradas de flores exquisitamente colocadas.

Los precios del Marché Bastille no son caros, así que si os alojáis en un apartamento tenedlo en cuenta a la hora de hacer la compra. Obviamente hay de todo, pero en todas partes donde leí sobre este mercado comentaban que los precios acostumbran a ser más baratos que en los supermercados.

Explicado todo esto no queda nada más que enseñaros unas cuantas imágenes de este marché de París e invitaros a ir a dar una vuelta.