Tokio es una megalópolis súper poblada y la forma más sencilla de organizar una visita es distribuir el recorrido teniendo en cuenta los diferentes distritos/barrios de la ciudad.

Así es como lo hicimos nosotros, de modo que cada día decidíamos cuál o cuáles serían los barrios descubriríamos durante la jornada y considero que también es la manera más clara y sencilla de distribuir todas las entradas del blog que dedicaremos a la capital japonesa.

El distrito de Ueno, una de las dos zonas en que se divide el barrio de Taito, fue nuestro primer contacto con la capital nipona. Aquí teníamos el alojamiento, por lo que después de las más de 15 horas de viaje que llevábamos y teniendo en cuenta que casi no habíamos dormido, decidimos no alejarnos mucho porque cuando nuestro cuerpo dijera basta pudiéramos hacer el check-in y descansar un rato.

visita tokyo. Barrio de Ueno

El punto central del distrito de Ueno es el parque Ueno-Koen. En su punto más alto está el templo Kanei-ji, que fue el último punto de atrincheramiento de 2.000 hombres para defender el gobierno militar, conocido como sogún, de Tokugawa en 1868. El ejército imperial, pero, venció y entonces comenzó la construcción del parque tal y como se le conoce hoy en día: con grandes museos de características similares a los europeos y con varios templos y santuarios que tuvieron que ser reconstruidos después de la batalla.

¿Cómo llegar a Ueno?

La estación de Ueno es uno de los intercambiadores más importantes de la ciudad. Por la estación de metro de Ueno pasan dos líneas: Ginza Line (G16) y Hibiya Line (H17). Además, la línea Yamanote JR hasta Uguisudani permite salir directamente por la zona del templo templo Kanei-ji (salida norte).

¿Qué visitar en Ueno?

Parque Ueno-Koen

Fue el primer gran parque público de la ciudad fundado en 1873, aunque es mucho más antiguo, y cada primavera miles de japoneses se dan cita allí para celebrar la floración de los cerezos. Las construcciones que hay son del siglo XVII. Destacan el Kiyōmizu Kannon-dō, que toma como modelo el emblemático templo de Kioto Kiyomizu-dera, y el Tōshōgu (Horario: de 9.30 a 16.30h. Precio: 500 yenes), un santuario sintoísta inspirado en el de Nikko y que destaca, entre otras cosas, por su camino de linternas hechas en bronce y piedra.

También hay el estanque Shinobazu que tiene una diámetro de dos kilómetros y que está dividido en tres zonas: el Estanque de las flores de loto (en verano estas flores lo cubren completamente), el Estanque de los cormoranes (estas aves habitan en la zona) y el Estanque de las barcas (se pueden alquilar unas barcas con forma de cisnes). En el centro del lago hay un pequeño santuario dedicado a la diosa Benzaiten, Benten-do, de culto compartido tanto por creyentes sintoístas como para budistas. En esta zona también suele haber numerosas paradas de comida.

Kanei-ji (Tōeizan Kan’ei-ji Endon-in)

Este templo budista se extendía por buena parte del parque, pero fue destruido durante la batalla de 1868 y ahora únicamente quedan restos repartidas por la zona, entre las que hay una pagoda de cinco pisos.

Museu Nacional de Tokio (Tokyo Kokuritsu Hakubutsukan)

Entre sus paredes se encuentra la mayor colección de arte japonés del mundo, que incluye antiguas cerámicas, esculturas religiosas, espadas samuráis, kimonos… Tiene varios edificios: el más importante es la Hokan (galería principal) que mezcla motivos arquitectónicos occidentales y orientales. Abre de martes a domingo de 9.30 a 17h y el precio de la entrada es de 620 yenes (gratuito para los menores de 18 años).

Zoo de Ueno (Onshi Ueno Dōbutsuen)

Es el zoológico más antiguo de todo el país y, aunque acoge más de 400 especies de animales, los más visitados son los pandas gigantes que llegaron de China en el año 2011. De hecho, veréis que en muchas zonas del parque y también de todo el distrito hay estatuas, carteles, peluches y todo tipo de objetos con forma de panda. Son toda una sensación! Abre de martes a domingo de 9.30 a 17h y el precio de la entrada es 600 yenes (200 yenes los menores de 15 años y 100 yenes los menores de 12 años).

Gojo-Tenjin

Con una entrada de pequeñas puertas torii, muy similiar al Fushimi Inari de Kyoto, este santuario sintoísta está dedicado al dios de la cosecha. El mensajero es el zorro, que siempre está delante de los edificios dedicados a esta deidad.

visita tokyo. Barrio de Ueno

Yushima Tenman-gū

Es otro santuario sintoísta, en este caso situado fuera de los límites del Parque Ueno, y dedicado al dios de la sabiduría. La mayoría de ofrendas son de estudiantes universitarios que piden aprobar los exámenes de acceso a la universidad.

Finalmente, si con el paseo por el parque no tenéis suficiente, en el norte de este está Yanaka (línea Yamanote JR hasta Nippori, salida oeste), un barrio que sobrevivió milagrosamente al terremoto de 1923, a los bombardeos de la Segunda Guerra mundial ya la modernización. Es una zona donde se concentran más de un centenar de templos que se trasladaron desde otras zonas de Tokio durante un episodio de reestructuración urbana. También está el Yanaka-reien, uno de los cementerios más grandes de Tokio, con más de 7.000 tumbas, algunas de las cuales de personajes muy conocidos en sus respectivas épocas.

Nosotros llegamos con la intención de buscar algún lugar para comer, pero no sé si era el cansancio que ya empezaba a ser muy evidente que nos agobiamos un poco y dimos media vuelta para volver al centro del parque donde había una especie de feria llena de puestos de comida tradicional, así que cogimos nuestros primeros yakitori y un okonomiyaki e hicimos como todo el resto de japoneses que había por allí: comer el corazón del Parque Ueno.

El tema gastronómico merece un capítulo aparte, así que no os perdáis esta guía sobre qué comer el Japón, porque es increíble la variedad de cosas que comen y como están todas buenas!

El mapa de Ueno

Para finalizar este artículo, os dejamos un mapa con los puntos de interés del distrito de Ueno enumerados anteriormente para que le sea un poco más sencillo orientarse