Los hábitos culturales de los japoneses y sus formas de proceder son muy diferentes a los de cualquier sociedad mediterránea, es por ello que hemos querido preparar este artículo haciendo una enumeración de 30 cosas curiosas y/o prácticas que deberías saber antes de viajar a Japón por primera vez.

1. Para estancias de menos de 90 días, el visado se obtiene a la llegada al aeropuerto. Es muy posible que durante el vuelo ya os repartan los papeles que hay que rellenar para que al llegar al aeropuerto únicamente tengáis que entregarlos. El pasaporte debe tener una validez mínima de seis meses desde la llegada al país.

2. No todos los cajeros automáticos aceptan tarjetas de crédito extranjeras. Sí las aceptan las de los cajeros de las oficinas de correos y de las tiendas 7Eleven. Sin embargo, es importante llevar siempre efectivo disponible.

3. No en todas partes se puede pagar con tarjeta de crédito extranjera. La mayoría de hoteles y centros comerciales las aceptan, pero no todos los restaurantes (a nosotros nos pasó en un par) ni tampoco la mayoría de ryokan (los alojamientos japoneses tradicionales).

4. Es importante llevar todos los medicamentos que se crea que se pueden necesitar desde casa porque es muy complicado tener que comprar alguno sin receta médica.

5. Únicamente se regatea en algunos mercadillos y se puede intentar en grandes tiendas de electrónica, pero, en general, no es algo que esté bien visto.

6. No se dan propinas a ninguna parte y en el caso de que se quiera hacer debe hacerse muy discretamente, poniendo el dinero en un sobre y darlo en mano a la persona en cuestión. Si dejáis dinero sobre la mesa de un restaurante os vendrán a buscar para devolvéroslo, no lo interpretarán en ningún caso como que aquello es una propina.

7. En la gran mayoría de restaurantes se paga justo antes de salir. No llevan la cuenta a la mesa. Dejan un ticket o una nota y para pagar hay que cogerlo y llevarlo hasta la zona donde está la caja registradora. En caso de que en un restaurante no funcione de esta manera, habrá carteles que especificarán que se debe pagar desde la mesa.

8. La gran mayoría de restaurantes están especializados en un único tipo de comida, así que la calidad suele ser muy buena. Si en un restaurante preparan ramen difícilmente le ofrecerán también sushi o algún otro tipo de especialidad japonesa.

9. En todos los restaurantes se ofrece agua del grifo o de manera gratuita y se puede repetir siempre que se quiera. Las bebidas alcohólicas no son baratas.

10. Si compráis comida en alguna parada en la calle, no os empezarán a preparar el pedido hasta que hayáis pagado.

11. En todos los restaurantes ofrecen, antes de empezar a comer, unas toallas húmedas (y en algunos casos también calientes) para limpiarse las manos. En algunos establecimientos os ofrecerán también servilletas de papel para usar durante la comida y en otros habrá que usar la toalla húmeda durante toda la comida.

12. Cuando paseéis por la calle o entréis en cualquier establecimiento os recibirán diciéndoos “irashaimase (acabaréis aburriendo la expresión …). Es su manera de dar la bienvenida, de preguntarte si necesitas ayuda con algo y también lo usan como agradecimiento.

13. Por educación, se recomienda utilizar las dos manos cuando se entrega o se recibe algo importante.

14. El dinero o las tarjetas de crédito para pagar algo deben dejarse sobre una pequeña bandeja que suele haber en el lado de la caja. Si se le entrega directamente a la otra persona es adecuado entregarlo usando las dos manos.

15. Es imprescindible quitarse los zapatos para pisar los tatamis, para entrar en una casa o en la sala de un templo, por eso se recomienda llevar calzado cómodo y sin mucho cordones.

que comer en japon

16. Hasta hace poco no estaba muy bien visto que la gente, sobre todo las mujeres, fuera comiendo por la calle. En las grandes ciudades esto ya ha cambiado y hay numerosas paradas por la calle que ofrecen comida para llevar, pero en las zonas más tradicionales aún no y es difícil encontrar puestos de comida por la calle.

17. Conducen por la izquierda y por la calle o a través de los túneles del metro también es habitual que caminen ordenadamente por el lado izquierdo para no toparse con la gente que va en la otra dirección.

18. Absolutamente todo y todos funciona con una puntualidad extrema. Si tenéis apuntado que vuestro tren sale a las 10.12h, no cojáis el de las 10.11h ni el de las 10.13h.

19. En las grandes ciudades, como Tokio y Osaka, algunas líneas de metro tienen disponibles vagones únicamente para mujeres durante las horas punta. Están señalizados en el suelo, así que si eres hombre ten cuidado de no subir (nosotros entramos en un sin darnos cuenta y cuando vimos que únicamente nos rodeaban mujeres saltamos del vagón justo antes de que cerraran las puertas para que todas las japonesas estaban fulminando con la mirada a Alex).

20. Para acceder a los vagones de metro, de tren o subir al autobús, se debe hacer una cola ordenada. En las estaciones de tren y de metro está señalizado en el suelo donde se detendrá exactamente la puerta del vagón para esperar en aquel punto y hacer la cola ordenadamente.

21. En algunas estaciones de metro y trenes, por megafonía se escuchan cantos de pájaros. No llegamos a saber porqué, pero es curioso estar en medio de un lugar tan ruidoso escuchando piar pájaros por los altavoces.

22. Tienen una capacidad innata para dormirse en los transportes públicos y, en algunos casos, en posiciones extremadamente complicadas.

23. Si cogéis cualquier transporte público a primera hora de la mañana, cuando la gente va a trabajar, además de estar lleno, alucinaréis con el silencio. No habla absolutamente nadie. De hecho, sería muy extraño que escucháráis sonar algún teléfono móvil.

24. Sin embargo, en las grandes ciudades hay mucho revuelo. Ellos gritan bastante cuando hablan, hay altavoces, pantallas y salas de juego por todas partes. En algunos momentos puede llegar a agobiar tanto alboroto.

25. Son bastante caros, pero si en algún momento tenéis que coger un taxi, sabed que es el conductor quien abre la puerta desde dentro para dejaros entrar y también será él quien os lo abrirá para bajar una vez que hayáis pagado.

26. Casi nadie (pero nadie es nadie) habla inglés, ni siquiera en las recepciones de los hoteles. Sin embargo, intentarán ayudaros siempre y de alguna manera u otra os acabaréis entendiendo.

27. En las calles casi no hay papeleras ni contenedores. Lo más habitual es llevarse la basura en casa. De hecho, en algunos lugares, como parques o plazas, hay carteles que te piden que te lleves la basura a casa. A pesar de no haber papeleras, está todo extremadamente limpio.

antes de viajar a Japón

28. Está prohibido fumar mientras se camina por la calle. En muchos lugares hay carteles que lo indican. Hay zonas habilitadas para fumar. Curiosamente, sin embargo, está permitido fumar en el interior de muchos restaurantes.

29. Todos los lavabos, incluso los que están en un lugar más remoto, están limpísimas. Si sois maniáticos a la hora de ir al baño, en Japón seréis muy felices. Además, la mayoría suelen tener inodoros inteligentes, con la tapa caliente y surtidores de agua para limpiarse.

30. Si decidís ir a un onsen (baño público) o vuestro alojamiento tiene uno y queréis usarlo, tenéis que saber que debéis entrar desnudos (están separados por sexos) y el procedimiento es: limpiarse con agua de manera rápida, entrar en la piscina/jacuzzi para hacer un primer baño rápido, salir y lavarse a conciencia y volver a entrar en la piscina/jacuzzi para estar más rato y relajarse.

¿Habéis estado en Japón? ¿Creéis que hemos olvidado alguna curiosidad?