Queríamos que las primeras vacaciones de Navidad de nuestra pequeña viajera fueran especiales, por eso, hicimos un viaje que, unos meses atrás, poco hubiéramos imaginado. Recorrimos la isla de Lanzarote en 4 días con coche de alquiler, con un bebé de 8 meses y con sus cuatro abuelos de acompañantes.

Sinceramente, no podríamos haber elegido mejor destino para viajar a principios de enero, con una niña pequeña y con cuatro abuelos que tienen edades comprendidas entre los 56 y los 75 años. No fue un viaje agotador de aquellos a los que estábamos acostumbrados a hacer nosotros solos, pero fue una escapada en familia con visitas y actividades adaptadas a todas las edades.

Si sois nuevos en esto de coger aviones con pequeños y os estáis planteando hacer un viaje similar con un bebé, podéis leer nuestra experiencia y nuestros consejos sobre viajar con un bebé en avión por primera vez. Esperamos que os sean de utilidad!

A continuación, os dejamos toda la información práctica sobre la organización del viaje y una breve guía con todo lo que hicimos a lo largo de los 4 días que estuvimos en Lanzarote.

Reserva del vuelo + alojamiento

Aunque siempre solemos reservar los vuelos y el alojamiento por nuestra cuenta, en esta ocasión contactamos con una agencia de viajes, concretamente con Barceló Viajes – B the travel Brand, porque la opción que nos ofrecían de reservar un paquete con el vuelo y el alojamiento nos salía más barato que hacer la reserva nosotros mismos.

Las dos compañías low cost que unen el aeropuerto de Barcelona con el de Lanzarote (ACE) son Ryanair y Vueling. Los billetes nos salían, más o menos, por el mismo precio, pero, por fechas, finalmente, volamos con Vueling.

En cuanto al alojamiento, nos ofrecieron escoger entre diferentes hoteles de características similares: complejos hoteleros con opción de tenerlo todo incluido.

Si sois lectores habituales del blog sabréis que a nosotros no nos gusta mucho este estilo de viaje, pero la relación calidad precio que nos ofrecían era muy buena. Así pues, terminamos escogiendo el hotel H10 Lanzarote Princess, ubicado en la población de Playa Blanca, con modalidad de media pensión.

descompte Booking 15€

Lanzarote por Navidad

En cuanto a la elección de fechas, en esta ocasión, tuvimos una cierta flexibilidad para escoger. Por motivos laborales, el viaje debía ser durante las vacaciones escolares, pero nos daba igual hacerlo alrededor de Navidad, de fin de año o de Reyes.

La elección final la tomamos teniendo en cuenta el precio, ya que pasar el fin de año en la isla nos suponía un incremento de casi el doble que si íbamos justo después de año nuevo.

Pensad que buena parte del turismo que recibe la isla es británico, que busca huir del frío de las fechas navideñas. Así pues, a partir del día 1 a muchos de ellos se les acaban las vacaciones, por lo que los precios, aunque en España todavía sea temporada alta, bajan sustancialmente.

En nuestro caso, pasar en la isla los días 30, 31 y 1 de diciembre nos duplicaba el presupuesto. Por ello, finalmente, viajamos del 2 al 6 de enero.

Alquilar el coche

Como ocurre en la mayoría de islas, hay infinidad de compañías de alquiler de coches que ofrecen sus servicios. En Lanzarote encontraréis de internacionales y también otras de la zona, como Cabrera Medina, que ofrecen precios muy competitivos a raíz de la alta oferta.

Después de comparar precios, finalmente, tal como ya hicimos durante nuestra ruta de siete días por Islandia y la ruta de ocho días por Croacia y Eslovenia, volvimos a decidirnos por Sixt, una compañía con quien, hasta ahora, no hemos tenido ningún problema y consideramos que siempre nos ha ofrecido un precio muy competitivo.

Alquilar un Opel Corsa con una sillita de bebé durante 4 días pagamos 160 €, con seguro a todo riesgo incluido.

Seguro de viaje

En esta ocasión, fue la misma agencia de viajes quien nos ofreció un seguro de viajes en el momento de contratar el paquete.

Sin embargo, ya sabéis que nosotros solemos confiar en la gente de IATI Seguros a la hora de viajar. Si queréis contratar un seguro de viaje con IATI Seguros, recordad que por ser lectores de De ruta en familia tenéis un 5% de descuento.

descompte iati seguros

Visitar Lanzarote en 4 días. La ruta

Aunque sobre el calendario estuvimos en Lanzarote durante 5 días, a efectos prácticos, por los horarios de los vuelos, fueron 4. Y es que el primer día aterrizamos a primera hora de la tarde y el último despegamos poco después de la hora de comer.

Día 0
La primera tarde, la dedicamos a descubrir Playa Blanca, el municipio costero donde estaba nuestro hotel, el H10 Lanzarote Princess. Habíamos salido muy pronto por la mañana de casa y como teníamos la cena incluida, decidimos tomárnoslo con mucha calma.

Playa Blanca es un pueblecito eminentemente turístico, lleno de hoteles y apartamentos, con restaurantes, bares y establecimientos comerciales destinados casi al 100% al turismo. Aunque había gente, esperábamos encontrarlo más lleno. Pasear por su paseo marítimo durante la puesta de sol fue una experiencia muy agradable.

Día 1

El primer día entero en la isla nos dirigimos hacia el norte, para descubrir algunos de los espacios diseñados por César Manrique, unos lugares perfectamente integrados en el entorno natural de Lanzarote.

La primera parada fue el Mirador del Río, desde donde se contemplan unas maravillosas vistas sobre el archipiélago Chinijo.

Continuamos por los Jameos del Agua, un tubo volcánico generado por el flujo de lava del volcán de la Corona y donde vive una especie de cangrejo única y endémica, conocida como los “cangrejitos ciegos”. Se trata de unos pequeños cangrejos de un centímetro de longitud, que son ciegos y albinos y que se pueden ver fácilmente en el interior del llamado “jameo chico”.

Finalmente, después de comer en la población de Arrieta, visitamos la Cueva de los Verdes, una cueva que también se encuentra en el interior del túnel volcánico producido por la erupción del volcán de la Corona.

Nos quedó pendiente la visita al Jardín de los Cactus, pero cerraba a las seis de la tarde y no llegamos a tiempo.

Día 2

La visita al Parque Nacional de Timanfaya fue el principal objetivo de nuestro segundo día en la isla. De hecho, aunque lo explicaremos más extensamente en otro artículo, visitar el Parque Nacional nos ocupó toda la mañana.

Un consejo: id bien puntuales porque la zona de aparcamiento para poder hacer la ruta de los volcanes en autobús (no se puede hacer de otra manera) es bastante limitada y si se llega cuando ya está llena, la cola que tendréis que hacer no será rápida ni corta.

Para comer fuimos hasta la pequeña población de El Golfo, ya que, a continuación, nos dirigimos hasta Los Hervideros. Se trata de unos acantilados formados por lava donde es espectacular ver cómo rompen las olas. Hay diferentes caminos y balcones que se pueden recorrer, pero es importante tener mucha precaución sobre todo los días de mala mar.

Día 3

No queríamos irnos de Lanzarote sin pisar un poco de playa. Aunque la temperatura era muy agradable, no era ni mucho menos, como para tumbarse al sol como una cangrejo, pero si que invitaba a hacer unos buenos paseos por la costa.

Es por este motivo que fuimos hasta la zona protegida de la Punta del Papagayo. Hay que pagar 2 € para acceder con vehículo privado, pero es la única manera de llegar. Son playas increíbles y a principios del mes de enero, lo cierto es que apetecía mucho quedarse a pasar el rato.

A la hora de comer nos dirigimos hasta la población de Femés, uno de los puntos más altos de la isla y donde hay un mirador desde donde contemplar unas magníficas vistas sobre Lanzarote. Mención especial merece el restaurante Casa Emiliano, donde comimos un cabrito, típico de la zona, espectacular!

Después de comer nos dirigimos hacia el hotel para aprovechar la piscina climatizada y descansar un rato. Y es que nuestra pequeña viajera tenía que coger fuerzas para ver por primera vez la llegada de los Reyes Magos!

Lanzarote en 4 días

Día 4

El día de Reyes tuvimos la mañana entera para acabar de descubrir algunos lugares de la isla antes de tener que coger el avión a primera hora de la tarde.

Así pues, tras aprovechar para hacer algunas compras de última hora en algunas de las tiendas de Playa Blanca (hay precios realmente muy competitivos), nos dirigimos hacia el centro de la isla.

Nuestra última parada fue Teguise, muy conocido por el mercadillo de artesanía que acoge todos los domingos. No nos coincidió con día de mercado, pero el paseo por el pueblo, antes de ir hacia el aeropuerto, nos pareció muy agradable.

Como podéis ver, dejamos de lado poblaciones más grandes como Arrecife o Puerto del Carmen. El motivo es que quisimos priorizar zonas más naturales, frente a municipios dedicados casi en exclusiva al turismo.

Mapa de Lanzarote

A continuación, os dejamos un mapa con los principales puntos de interés que visitamos y las diferentes rutas por carretera que seguimos cada uno de los días.