Sabías que hace décadas que, en las comarcas del Baix Segre, en Cataluña, ¿se cultivan árboles frutales que florecen hacia finales de invierno? Seguramente a muchos os parecerá una pregunta bastante estúpida porque la respuesta es evidente.

Ahora bien, estos últimos años ha habido un interés creciente ante esta evidencia de la naturaleza gracias a la promoción que se ha hecho de los paisajes rosados ​​a través de las redes sociales, especialmente Instagram.

ruta de la flor del melocotonero en Aitona con Fruiturisme

Así pues, hace unos días, guiados por el interés que nos habían despertado las cientos de imágenes publicadas en las redes de campos de árboles frutales en flor, cogimos el coche y nos dirigimos hacia el Segrià.

A partir de nuestra experiencia y de la de los abuelos de la becaria, os explicaremos diferentes opciones para disfrutar de este espectáculo de la agricultura. ¿Vale la pena contratar una visita guiada o se puede hacer una buena ruta por libre? A continuación, iréis encontrando las respuestas.

Tened en cuenta que almendros, ciruelos, melocotoneros, nectarinas, albaricoques y cerezos, florecen mediados de febrero hasta mediados de abril.

La excelente promoción de la ruta de la flor de Aitona

El municipio de Aitona es, sin lugar a dudas, el que mejor ha sabido aprovechar este interés creciente sobre la floración de los árboles frutales. Bajo el nombre de Fruiturisme, Aitona ha creado una marca que busca potenciar y dinamizar las experiencias relacionadas con el mundo de la fruta dulce local.

Organizan rutas en quad, salidas en globo por sobre los campos florecidos y, también, rutas guiadas a grandes explotaciones agrícolas durante la época de la floración. De hecho, esta última actividad es la más demandada, con diferencia. Hay que estar muy atento al momento en que se abre el plazo para reservar las visitas, ya que las plazas se llenan rápidamente, sobre todo por las rutas que se ofrecen los fines de semana.

ruta de la flor del melocotonero en Aitona con Fruiturisme

Ruta de la flor rosa en Aitona con Fruiturisme

A mediados del mes de febrero, justo cuando se pusieron a la venta, reservamos dos plazas para poder hacer la Ruta de la Flor Rosa del Melocotonero que organiza Fruiturisme.

Ofrecen rutas entre semana, los fines de semana, en catalán y en castellano, y en numerosas franjas horarias diferentes.

El precio por persona es de 12 € y también incluye un ticket para poder conocer la Iglesia Sant Antolí, la capilla de Sant Gaietà y el conjunto patrimonial de Carratalà.

Finalmente, por culpa de a un virus infantil, fueron los abuelos de la becaria quienes terminaron disfrutando de esta ruta, gracias a la cual pudieron acceder a un campo de fruta de 400 hectáreas desde donde disfrutar de unas magníficas panorámicas.

Aunque quedaron muy contentos con la experiencia, echaron en falta un poco más de profesionalidad por parte de las personas que les hicieron las explicaciones sobre el tipo de plantaciones y la evolución de los árboles frutales.

Ruta de la flor con Alcarràs Florit

El Ayuntamiento de Alcarràs es uno de los otros que ha querido aprovechar el interés por la floración y durante dos sábados del mes de marzo ofrecen una ruta similar a la que hacen en Aitona bajo el nombre Alcarràs Florit.

Después de habernos quedado sin la opción de ver los campos de Aitona, decidimos reservar dos plazas para hacer esta ruta por Alcarràs.

La primera gran diferencia que encontramos con la de Fruiturisme es que el precio de esta era de sólo de 5 € por persona e incluía desayuno con uno de los productos típicos del municipio: el mandongo.

En autobús nos llevaron hasta un campo de melocotoneros en flor y unos técnicos del Departament Agronòmic dels Fruits de Ponent fueron los encargados de hacer la explicación sobre la evolución de los árboles a lo largo del año. Sinceramente, en poco tiempo aprendimos un montón de curiosidades sobre estos árboles frutales y también como diferenciar la flor del melocotonero de la de nectarina.

También hicimos parada en un campo de peras, donde los árboles estaban bien cargados de flores blancas.

¿Qué echamos de menos respecto a la ruta de Fruiturisme? Ver grandes extensiones de árboles florecidos. Los campos que se visitan son muy planos, sin puntos de vista elevados y no es posible obtener grandes perspectivas.

Por la tarde, después de comer por tu cuenta, la visita también incluía una ruta guiada por el Centro de Interpretación del Mundo Rural de Alcarràs. Yendo con la becaria, optamos por no quedarnos, pero os lo contamos para que sepáis que también se ofrece esta opción dentro de los 5 €.

Ruta de la flor por tu cuenta

Una vez finalizada la visita con Alcarràs Florit, cogimos el coche y nos dirigimos por una carretera secundaria para intentar ver algunas de las grandes extensiones de árboles florecidos que hay en la zona de Aitona y de Torres de Segre.

A borde y borde de la carretera son miles los árboles que uno se va encontrando, sin embargo, si buscáis verlos desde algún punto elevado os tocará pasar por caja.

Unos amigos nos habían pasado varias ubicaciones desde donde ver los campos en puntos más elevados, pero nos encontramos los caminos cortados, ya que se trata de propiedades privadas y los agricultores únicamente dejan entrar a las visitas de Fruiturisme.

Sin embargo, si lo único que queréis es contemplar los melocotoneros de cerca, entre Alcarràs, Torres de Segre y Aitona, hay numerosos campos junto a las carreteras y, incluso, arcenes donde aparcar los coches.

Ahora bien, tened en cuenta que todos estos campos son propiedad privada, así que, en todo momento, respetad las plantaciones y sed unos turistas bien responsables.

Ruta de la flor del melocotonero. ¿Organizada o por libre?

Si todavía no habéis decidido si prefierís hacer la ruta de la flor del melocotonero con una visita guiada o por vuestra cuenta, a continuación, os enumeraremos los pros y los contras de una y otras opciones para que os sea más fácil tomar una decisión.

  • Las rutas de Fruiturisme cuestan 12 € por persona, las de Alcarràs Florit 5 €.
  • Si buscáis imágenes de grandes extensiones de árboles florecidos, deberéis hacer la ruta con Fruiturisme. Si únicamente deseáis pasear tranquilamente por medio de unos campos, optad por Alcarràs Florit.
  • Para aprender curiosidades y recibir información más técnica sobre los árboles frutales, sin lugar a dudas, escoged Alcarràs Florit.
  • Si no os interesa nada de lo que hemos explicado anteriormente y queréis imágenes sin tener que pagar, coged alguna carretera secundaria y encontraréis árboles florecidos a ambos lados. Son fincas privadas, así que, ante todo, ¡RESPETO Y RESPONSABILIDAD! Sobre todo, no entréis con el coche o la moto dentro de los campos. Aparcad cuidadosamente en el arcén de la carretera y acceded andando, sin dañar los árboles, ¡ni tocar las flores!

ruta de la flor del melocotonero por el Segrià por libre

Ruta por libre por la Ribera de Ebro

Finalmente, aunque no lo hemos hecho, hemos creído conveniente explicaros que desde el Patronato de Turismo de la Ribera del Ebro han elaborado un mapa donde hay marcadas las carreteras y las pistas por donde se pueden hacer rutas en coche o a pie para admirar los paisajes en flor. Además, también hay marcados los puntos desde donde se pueden observar las mejores vistas panorámicas.

A continuación, os compartimos este mapa y también os invitamos a entrar en la página web de Turisme de la Ribera d’Ebre para consultar más información sobre la floración en esta comarca.

mapa floracion ribera ebre

Otros artículos relacionados con un viaje a Cataluña

Reserva aquí los mejores hoteles de Lleida al mejor precio
Ahorra 15 € en tu próxima reserva de alojamiento en Booking aquí
Consigue un 10 % de descuento en tu próxima reserva en Booking aquí
Te regalamos 25 € para tu primera reserva con Airbnb. Haz clic aquí
Reserva tu seguro de viaje con un 5% descuento aquí