fbpx

Todo lo que tienes que saber para visitar el Mont Saint-Michel

por | 2 Feb 2024

Powered by GetYourGuide
Cuando tenía unos 10 años me regalaron un puzzle (que todavía conservo) con una imagen nocturna del Mont Saint-Michel. Fue entonces cuando empecé a investigar qué era y dónde estaba esa especie de castillo que parecía salido de un cuento y decidí que un día iría a visitarlo.

Más de dos décadas después, permíteme que me considere una persona muy afortunada por haber tenido la oportunidad de contemplar en dos ocasiones, con mis propios ojos, esta icónica imagen del norte de Francia, una de las grandes maravillas de Europa.

Ahora bien, a la hora de organizar un viaje hasta el Mont Saint-Michel es posible que te surjan algunas dudas. Unas dudas que esperamos resolver a partir de nuestra experiencia descubriendo esta preciosa abadía de la Normandía francesa. 

Cómo llegar al Mont Saint-Michel

En transporte público

El aeropuerto más cercano es el de Rennes, la capital de la Bretaña francesa. Desde esta ciudad se puede tomar un tren regional hasta Pontorson, la estación más cercana al Mont Saint-Michel. Una vez en Pontorson hay un autobús (Midibus) que va hasta los pies de la roca. 

Si viajas desde París, deberás tomar un tren TGV en la estación de París Montparnasse hasta Rennes (2 horas de trayecto). Si te parece un trayecto demasiado complejo o largo, siempre puedes optar por contratar una excursión al Mont Saint-Michel desde París o una ruta de dos días por Normandía, Saint Malo y el Mont Saint-Michel.

Si tu punto de partida es Bayeux, una de las ciudades más importantes de Normandía, también tienes la opción de reservar una excursión al Mont Saint-Michel desde Bayeux.

En coche

Sin lugar a dudas, para nosotros el vehículo particular es la manera más cómoda de llegar al Mont Saint-Michel. Desde París hay que coger la autopista A13 en dirección a Caen y, a continuación, la A84 en dirección al Mont Saint-Michel.

Las mejores fotos del Mont Saint-Michel

Dónde aparcar en el Mont Saint-Michel

Debes tener en cuenta que no podrás llegar hasta los pies del islote con tu coche, sino que deberás aparcarlo en un parking con capacidad para 4000 vehículos que está ubicado a 2,5 kilómetros de distancia. Desde el aparcamiento se puede acceder al Mont Saint-Michel a pie o con uno de los autobuses lanzadera que circulan por la pasarela de acceso.

En 2024, el precio por vehículo es de 12 € en temporada baja, 20 € en temporada media y 25 € en temporada alta por 24 horas. Si duranta la temporada baja y media accedes a la zona más allá a las 18.30 horas y te marchas antes de la una de la madrugada, el parking es gratuito. En el siguiente enlace, puedes consultar todas las tarifas del aparcamiento del Mont Saint-Michel.

Cómo cruzar la pasarela que da acceso al Mont Saint-Michel

Después de más de una década de obras, en el 2014 se inauguró una pasarela para acceder al Mont Saint-Michel desde el continente, una obra faraónica que también le permitió recuperar su origen como isla. Para cruzar la estructura, de unos 750 metros de largo se puede optar por tres opciones:

Le Passeur

Desde la zona donde se encuentra el aparcamiento, los hoteles y el centro de información turística, salen unos autobuses lanzadera gratuitos que, de forma continuada entre las 7.30 h y la medianoche, cubren el recorrido hasta la puerta de acceso al Mont Saint-Michel.

Cómo llegar al Mont Saint-Michel

La maringote

Son una especie de carruajes de caballos que realizan el mismo recorrido que los autobuses. Sinceramente, es una opción que no recomendamos, ya que nos pareció que los animales debían realizar un esfuerzo exagerado para estirar estos grandes carruajes.

Cómo llegar al Mont Saint-Michel

Andando

Se necesitan entre 40 y 50 minutos para atravesar la pasarela caminando, aunque también se puede cubrir la distancia paseando por la orilla del río Couesnon. Si te apetece hacer este recorrido caminando, pero sólo deseas uno de los trayectos, o la ida o la vuelta, te recomendamos que elijas la ida. De esta manera tendrás todo el rato las vistas del Mont Saint-Michel de cara (ahora bien, quizá se te alargue mucho el trayecto, ya que te irás deteniendo cada dos pasos a tomar fotografías del magnífico paisaje).

Amanecer en el Mont Saint-Michel

No te olvides del seguro de viajes

Para viajar a Francia, especialmente si te acompañan niños, te recomendamos contratar un buen seguro de viaje que te garantice asistencia médica y sanitaria, ya que la Tarjeta Sanitaria Europea no cubre siempre el 100% de las incidencias.

Nosotros viajamos asegurados con Mondo que nos ofrece unas coberturas muy amplias y asistencia durante el viaje a través de su App con chat médico 24 horas. Si te interesa, por ser nuestro lector, te ofrecemos un descuento directo del 5% a la hora de contratar tu seguro de viaje.

Dónde alojarse en el Mont Saint-Michel

En las dos ocasiones que he visitado el Mont Saint-Michel he tenido claro que quería pasar la noche muy cerca del islote para poder disfrutar de la noche y la primera hora de la mañana, momentos en los que desaparecen buena parte de los turistas y la calma que se respira en el lugar hacen que el ambiente sea aún más mágico.

Pero, a la hora de escoger un alojamiento en el Mont Saint-Michel o a su alrededor, hay varios factores a tener en cuenta:

Alojarse en el interior del Mont Saint-Michel 

Es la opción más auténtica, pero también la más cara. La oferta de alojamiento intramuros no es muy amplia, así que si se quiere dormir en el interior del islote hay que pasar por caja. Algunas de las opciones más económicas suelen ser el Hôtel la Croix Blanche, Vieille Auberge o Le Mouton Blanc. El precio del aparcamiento (dejar el coche al otro lado de la pasarela) no suele estar incluido en la reserva. 

Alojarse en La Caserne

Esta zona es la que está justo al lado de los aparcamientos, a 2,5 kilómetros de distancia del islote, justo en el punto de inicio del recorrido de los buses lanzadera. Son los alojamientos más cercanos al Mont Saint-Michel fuera del islote. Aquí es donde pasamos la noche. Concretamente, en el Mercure Mont Saint Michel. Teniendo en cuenta su ubicación, la relación calidad-precio es excelente. Creemos que vale la pena incluir el desayuno, ya que es muy abundante y almuerzo en los restaurantes que hay por la zona suele salir bastante caro. Otra propuesta a un precio más que razonable es el Hôtel Vert. Hubiera sido nuestra elección, pero cuando quisimos resevarlo ya lo encontramos lleno. Ten en cuenta que, aunque estos establecimientos tienen zonas propias de aparcamiento reservadas frente a su puerta, tendrás que pagar el parking, pero a un precio más reducido.

Dónde dormir en el Mont Saint-Michel

Alojarse fuera del recinto del Mont Saint-Michel

Los arcenes de la carretera que llega hasta el Mont Saint-Michel están llenos de pequeños establecimientos y apartamentos que se alquilan a los turistas. También hay muchísima oferta en Pontorson, el pueblo más cercano a la abadía. En este caso, los alojamientos no suelen incluir el aparcamiento y si se quiere visitar el islote durante dos días diferentes, será necesario pagar el parking dos veces. Por este motivo nosotros optamos por alojarnos en la zona de La Caserne, ya que nos movíamos con nuestro propio coche. En caso de que esto no os importe, los alojamientos que parecen ofrecer una mejor calidad precio estando muy cerca del islote son Etoile des Grèves y Auberge de la Baie.

Dónde comer en el Mont Saint-Michel

Al tratarse de un lugar tan enfocado al turismo, comer en el Mont Saint-Michel es muy caro. En el interior de la roca hay muchos restaurantes y puestos de comida que ofrecen todo tipo de propuestas, desde bocadillos hasta platos más elaborados.

Pero, sabías que en el Mont Saint-Michel hay un plato muy típico? Se trata de una tortilla. Sí, como lo lees, una tortilla. Pero, no una tortilla cualquiera. Es una tortilla soufflé. Para su elaboración hace falta batir los huevos a punto de nieve de forma muy específica en un recipiente de cobre y cocerla en chimenea de leña.

Comer esta tortilla en alguno de los restaurantes intramuros puede costar entre 30 y 35 €. Como nos pareció un precio escandaloso, decidimos probar suerte en uno de los restaurantes que está en la zona de La Caserne, llamado La Rôtisserie, donde nos la sirvieron por la mitad de precio. Quizás no era tan exquisita como la que preparan los restaurantes que están intramuros, pero nos pareció muy buena y no nos dejamos la mitad del presupuesto del viaje en ella (¡que no deja de ser una tortilla!). En La Rôtisserie también ofrecen ensaladas, hamburguesas y platos de carne y pescado a precios bastante razonables, teniendo en cuenta el lugar donde estás, y tienen opción de menú para niños. Sin lugar a dudas, un restaurante recomendable para comer o cenar durante una visita al Mont Saint-Michel.

La tortilla del Mont Saint-Michel
Dónde comer en el Mont Saint-Michel

Información práctica sobre el Mont Saint-Michel

¿Qué es el Mont Saint-Michel?

El Mont Saint-Michel es el nombre que se le da a una pequeña isla rocosa (de ahí que también se la conozca como “la roca”) ubicada en el estuario del río Couesnon, sobre la que hay una abadía fundada en el siglo VIII, después de que al obispo de Avranches se le apareciera San Miguel en este lugar. 

Tras la revelación, el obispo construyó una capilla en 708 y en 966 el duque de Normandía entregó el islote a los benedictinos que fueron ampliando el complejo durante más de ocho siglos. Hoy en día, sobre la aguja que corona el complejo todavía se puede ver una estatua dorada de San Miguel matando al dragón.

Visitar el Mont Saint-Michel
Durante la Guerra de los Cien Años fue el único lugar del norte de Francia que no cayó en manos inglesas, pero los benedictinos terminaron abandonando el lugar a consecuencia de la Revolución Francesa. El Mont Saint-Michel acabó ejerciendo de cárcel que, curiosamente, significó la salvación del complejo que se había ido degradando mucho con el paso de los años.

Su consagración como lugar de interés turístico fue gracias a los intelectuales románticos, entre ellos Víctor Hugo, que a finales del siglo XIX empezaron a sensibilizar al público con el encanto de la Edad Media. A raíz de su popularización, en 1877 se construyó un dique que unía el islote con el continente. 

Actualmente, un pequeño grupo de monjes benedictinos sigue viviendo en una parte de la abadía que no se puede visitar.

El acceso al pueblo, ubicado a los pies de la abadía, se puede realizar por tres puertas fortificadas, abiertas en los tres cinturones de la muralla. La primera, la porte de l’Avancée, da paso a un patio fortificado donde, actualmente, se encuentra la oficina de turismo. La segunda, la porte du Boulevard, da a otro pequeño patio, mientras que la tercera, la tour du Roi, es la entrada auténtica a la pequeña población. Allí comienza la Grand-Rue, la calle principal que sube hasta la abadía.

Visitar el Mont Saint-Michel
Visitar el Mont Saint-Michel

¿Cuál es el precio de la entrada para visitar el Mont Saint-Michel?

Entrar en el Mont Saint-Michel es gratuito, pero sí que hay que pagar entrada para acceder a la abadía. El precio en 2024 es de 13 € para los adultos, mientras que los menores de 18 años entran gratuitamente. Tampoco pagan los jóvenes de la Unión Europea que tengan entre 18 y 25 años.

Las entradas para visitar la abadía se pueden comprar en las taquillas, pero las colas que se forman para acceder suelen ser inmensas, así que lo mejor es reservar las entradas con antelación y ahorrarse mucho tiempo de espera.

Entradas para la abadía del Mont Saint-Michel

¿Cuál es el horario del Mont Saint-Michel?

Al Mont Saint-Michel se puede acceder cualquier día ya cualquier hora, a excepción de las jornadas de altas mareas en las que se corta el acceso a la roca. 

Ahora bien, si lo que deseas es visitar la abadía que hay en su interior debes saber que ésta está abierta todos los días a excepción del 1 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre.

El horario de apertura de la abadía es de 9 a 19 horas de mayo a agosto y de 9:30 a 18 horas de septiembre a abril. Las taquillas cierran una hora antes, pero te recomendamos no apurar tanto, ya que hace falta más de una hora para visitarla como es debido.

Visitar la abadía del Mont Saint-Michel

Aunque el gran atractivo de visitar el Mont Saint-Michel está en contemplar la silueta de la abadía sobre el cielo mientras el mar la rodea, es más que recomendable dedicar tiempo a visitar el interior de la abadía.

Y es que esta construcción va mucho más allá de ser una iglesia y una torre. En total, está formada por tres plantas divididas en veinte salas que acabarán haciendo que te desorientes totalmente. El recorrido de la visita está totalmente indicado y es difícil perderse, pero será difícil que sepas en qué planta estás, dónde queda la torre, la iglesia… Da igual. Simplemente déjate llevar por la magnificencia del espacio y por las fantásticas vistas que tendrás de toda la bahía desde sus terrazas.

Visitar la abadía del Mont Saint-Michel
Visitar la abadía del Mont Saint-Michel

Las mareas del Mont Saint-Michel en 2024

¿Quieres ver el Mont Saint-Michel reflejado sobre el mar? En este caso deberás consultar los horarios de las mareas, que suben y bajan dos veces al día. Si no lo haces con previsión, no sufras, la gran mayoría de hoteles tienen colgados en recepción los horarios de las mareas del día o de la semana.

Sin embargo, si lo que buscas es quedarte “atrapado” en el interior del Mont Saint-Michel tendrás que visitarlo un día que la previsión supere el 110, que es cuando se produce la llamada gran marea y durante un rato la roca vuelve a ser una isla. En este caso se recomienda llegar intramuros un par de horas antes del punto más elevado de la marea, ya que ésta sube muy rápidamente. De hecho, no es recomendable andar por la bahía alejándose mucho del islote sin guía, ya que hay arenas movedizas y en algunos puntos puede ser peligroso.

Durante el 2024 habrá grandes mareas los días 11 y 12 de febrero; 10, 11 y 12 de marzo y 1, 2, 29 y 30 de septiembre. 

Una de las mejores panorámicas del islote la obtendrás desde el puente-presa que cruza el río Couesnon en la zona de La Caserne o bien desde la misma pasarela de acceso.

Las mareas del Mont Saint-Michel
Las mareas del Mont Saint-MIchel

La mejor época del año para visitar el Mont Saint-Michel

Qué suele llover en el norte de Francia y hacer humedad no es una novedad, ¿no? Las imágenes del Mont Saint-Michel rodeado de verde no son fortuitas. Las lluvias son abundantes durante todo el año y estar rodeados de agua hace que las nieblas sean habituales. 

El verano suele ser el momento en que el clima es más benévolo, pero no quita que muchos días la roca despierte rodeada de nubes y niebla.

En las dos ocasiones que he tenido la oportunidad de visitarlo han coincidido a principios del mes de septiembre y he podido ver el Mont Saint-Michel con un sol alucinante, pero también bajo la lluvia, con niebla y con viento.

Como siempre en estos casos, en lugares donde el clima es tan cambiante, lo mejor es echar un vistazo a las webs meteorológicas para ver el histórico de temperaturas y precipitaciones en el momento en que se quiera viajar.

Cómo llegar al Mont Saint-Michel

El mejor momento del día para visitar el Mont Saint-Michel

El Mont Saint-Michel recibe cada año más de tres millones de visitantes, así que es muy fácil llegar y tener la sensación de que está muy masificado. Y es cierto, está masificado, pero con un poco de planificación es posible visitar la roca sin aglomeraciones, con cierta tranquilidad y dejándose envolver por la magia que desprende el lugar.

Si tienes la oportunidad, te recomendamos visitar el Mont Saint-Michel a partir de las siete de la tarde o a primerísima hora de la mañana, antes de que lleguen las mareas de turistas. Visitarlo a última hora del día ofrece además la oportunidad de poder disfrutar de una puesta de sol mágica mientras el islote se va iluminando poco a poco.

Por este motivo, alojarse en las inmediaciones del Mont Saint-Michel es una muy buena opción para disfrutar de la roca con cierta soledad durante el inicio o el final del día.

El Mont Saint-Michel de noche

Cuánto tiempo necesito para visitar el Mont Saint-Michel

Si quieres visitar el interior de la abadía, recorrer las callejuelas de la roca y disfrutar mínimamente del entorno con cierta tranquilidad, cuenta que necesitarás, al menos, una mañana completa.

Sin embargo, si hay un lugar en este mundo que necesita ser visitado sin prisas este es el Mont Saint-Michel, así que el mejor consejo que podemos darte es que destines todo el tiempo que te sea posible, especialmente si coincide con la puesta o la salida de sol. No dejes perder la oportunidad de ver la silueta de la torre frente a un cielo anaranjado. Creemos que quedarse a dormir por el entorno es la mejor opción para disfrutar al máximo de la visita al Mont Saint-Michel.

Visitar el Mont Saint-Michel
Cómo llegar al Mont Saint-Michel

Dónde puedo hacer las mejores fotos del Mont Saint-Michel

El lugar es tan icónico y fotogénico, que cualquier rincón es bueno para conseguir fotografías buenas del Mont Saint-Michel. Ahora bien, hay un par de lugares desde donde podréis obtener panorámicas espectaculares de la roca y su entorno.

El punto de más fácil acceso desde donde tomar buenas fotos del Mont Saint-Michel es el puente-presa que cruza el río Couesnon en la zona de La Caserne. Allí se han instalado una especie de escaleras que ejercen a la vez de gradería para poder contemplar la magnífica estampa.

También es posible conseguir imágenes preciosas desde cualquier punto de la pasarela que lleva hasta la roca o desde los caminos de tierra que van paralelos a ella.

Pero, si lo que buscas es conseguir la típica imagen del Mont Saint-Michel rodeado de ovejas, te explicamos dónde debes ir.

Las mejores fotos del Mont Saint-Michel
Junto a la carretera que lleva hasta los accesos de la roca, la D275, hay un alojamiento llamado Auberge de la Baie. Justo delante hay una puerta de madera que da acceso a un camino público. La puerta suele estar cerrada porque por la zona hay rebaños de ovejas, pero puedes abrirla para entrar. Eso sí, ¡es muy importante volver a cerrarla una vez dentro! Una vez allí, andando unos cinco minutos se llega hasta un lugar conocido como les méandres du Mont Saint-Michel. Es una especie de riachuelo en forma de zig zag que seguramente habréis visto en muchísimas fotografías. Si tienes suerte y ha llovido, puedes encontrarlo con agua y la estampa es una maravilla, aunque sin agua también es un lugar precioso con el Mont Saint-Michel al fondo.

Caminando cinco minutos más, se pueden encontrar fácilmente rebaños de ovejas pastando libremente. Ve con cuidado de no acercarte más de la cuenta y de no molestar a los animales que, al fin y al cabo, ¡te estás metiendo en su territorio!

Sin lugar a dudas, las mejores panorámicas del Mont Saint-Michel las he conseguido desde esta ubicación.

Les méandres du Mont Saint-Michel
Les méandres du Mont Saint-Michel

Mapa del Mont Saint-Michel

Para concluir, os dejamos un mapa con todos los puntos de interés que hemos ido mencionando en el artículo marcados, por si os es de utilidad.

Código ético. Libre

Este artículo está escrito en base a nuestra propia experiencia, con información veraz que queremos que te sea útil a la hora de planificar tus viajes.

Ten en cuenta que algunos enlaces de este post pueden ser de afiliación. Es decir, si realizas la compra de uno de los producto aquí mencionados siguiendo este enlace recibiremos una pequeña comisión que nos ayudará a cubrir el mantenimiento del blog. El uso de este enlace, sin embargo, no incrementará el precio final para ti.

Ebook gratis


 

Hemos publicado el ebook
‘Viajar con niños. Guía práctica para viajar en familia y no morir en el intento’. ¡Descárgalo gratis!

Síguenos


 

Quién soy


 

Soy Laia, una periodista de Tarragona amante de la fotografía y los viajes.

Quizás te interese


 

Fort La Latte, una fortaleza inexpugnable junto al cabo Fréhel

Fort La Latte, una fortaleza inexpugnable junto al cabo Fréhel

Cuando preparaba la ruta por la Bretaña francesa di con una imagen de una fortaleza ubicada en la cima de unos acantilados y supe que quería ir. Tuve que investigar un poco sobre qué era y dónde estaba pero enseguida localicé que ese lugar que me había fascinado...

Publicidad


 





Laia Díaz

Nacida en Tarragona, soy periodista por formación y vocación. Me gustan los castells, las cerezas y las redes sociales y me apasionan los viajes y la fotografía. En otra vida quiero ser viajera a tiempo completo!
Reserva los hoteles más baratos para tu próximo viaje
Te regalamos 10 € para tu primera reserva hotelera
Beneficíate de un 5% de descuento en tu seguro de viaje
Actividades al mejor precio con guías de lengua hispana
Compara y compra los billetes de avión al mejor precio
Encuentra las mejores ofertas de coches de alquiler
Connexión con eSIM en todos tus viajes con un 5% de descuento



También te puede interesar

Fort La Latte, una fortaleza inexpugnable junto al cabo Fréhel

Fort La Latte, una fortaleza inexpugnable junto al cabo Fréhel

Cuando preparaba la ruta por la Bretaña francesa di con una imagen de una fortaleza ubicada en la cima de unos acantilados y supe que quería ir. Tuve que investigar un poco sobre qué era y dónde estaba pero enseguida localicé que ese lugar que me había fascinado...

12 Comentarios

  1. Jen Gomez

    Gracias! Nos ha sido súper útil!!

    Responder
  2. Cesar

    Todo muy útil y muy bien explicado. Sobre todo para los que viajamos con peques. Gracias! Sólo una pregunta ¿los autobuses lanzadera son gratuitos?

    Responder
    • Laia Díaz

      Hola César! Sí, las lanzaderas son gratuitas para todos los viajeros. ¡Que disfrutéis mucho del Mont Saint-Michel!

      Responder
      • Rosa

        Gracias por vuestro post.
        Nosotros viajamos a finales de junio, y nos alojamos intramuros. Es fácil llevar una maleta por esas calles, o recomiendas mejor una mochila. Sería posible dejar las maletas en el coche, ¿que tan seguro es el parking?
        Muchas gracias Laia

        Responder
        • Laia Díaz

          Hola! No sé decirte si el parking es seguro o no para dejar objetos de valor… Moverse por intramuros con maleta no va a ser fácil, puesto que hay cuestas, escaleras y las calles son empedradas, pero si vuestro alojamiento no está lejos de las puertas de acceso, tampoco tiene porque ser excesivamente complicado. ¡Que disfrutéis del viaje!

          Responder
  3. Yolanda

    Ha sido muy interesante toda la información que has redactado. Me guardaré este enlace para cuando vaya en verano.
    Gracias por tu aportación.
    Saludos desde Barcelona.

    Responder
    • Laia Díaz

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario Yolanda! Espero que disfrutéis mucho del Mont Saint-Michel 🙂

      Responder
  4. Yessy Velasco

    Muchas gracias por su articulo familia !!😊

    Responder
  5. Guillermo

    Hola Laia, ¿se puede ir caminando desde Pontoroson? Gracias!

    Responder
    • Laia Díaz

      Hola Guillermo! Es una buena distancia y lo cierto es que desconozco si hay algún camino “peatonal” que se pueda recorrer sin tener que optar por ir por el arcén de las carreteras aunque estás sean secundarias… ¡Siento no poder ayudarte más!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Content is protected !!